Inicio Local El Eladio Vargas: patrimonio histórico y cultural de Aguachica

El Eladio Vargas: patrimonio histórico y cultural de Aguachica

1239
0

 

 Blas Carlos Gallardo Toledo, Gestor cultural y fundador del Centro. Foto: Radio Nacional de Colombia.

En Aguachica existe un lugar mágico conocido como ‘El Rinconcito Morrocoyero’, una antigua casa ubicada justo detrás del parque San Roque, en donde se construye la historia y la tradición del municipio a través de los recuerdos.

Se trata del Centro Cultural Eladio Vargas, un sitio que se ha logrado mantener a través de los años, gracias al esfuerzo de gestores culturales, quienes han luchado por mantener viva la tradición del municipio.

El emblemático lugar nació de la idea de personalidades como: Blas Carlos Gallardo Toledo, Rodolfo Rincón Páez, Cesar Ramos Vargas, Fredy Alfonso Carvajalino, Israel Sánchez Vargas, Julia Sánchez Grey, Luis Martínez García y José Orlando Blanco Toscano; quienes quisieron compilar la historia de Aguachica en un solo lugar, que también funge como biblioteca y archivo fotográfico.

El Centro Cultural Eladio Vargas también funfe como Biblioteca.

“El propósito con este Centro fue darle el valor histórico y cultural que tiene Aguachica, para que las futuras generaciones vean en este sitio, algo preponderante al observar historias y objetos antiguos, propios de la historia del municipio” explicó Blas Carlos Gallardo Toledo, docente y gestor cultural, quien fue uno de los fundadores de este espacio.

Inicialmente se pagaba arriendo por la casa en donde funciona la entidad cultural. Prácticamente con las uñas, los pioneros de este proyecto trabajaban para poder mantener el lugar. Años más tarde, el Representante a la Cámara por el Departamento del Cesar, Manuel Otilio Salazar Rizzo, oriundo de Rio de Oro y más tarde alcalde de esta misma ciudad, presentó un proyecto a nivel nacional que permitió la consecución del local, el cual es propiedad del Centro.

Allí, todas las tardes llegaban decenas de estudiantes a hacer tareas e investigaciones. Las mesas, construidas por los gestores, no daban abasto para recibir a los niños que día a día se agolpaban en el lugar para hacer las consultas que tenían un costo de 100 pesos, como contribución a la manutención del lugar.

Al final, la recompensa era comprarle a ‘Doña Fide’ (Madre de Blas Carlos Gallardo) una panelita con una bolsa de agua.

Personas aún hacen consultas en el ‘Eladio Vargas’.

Hoy en día, el auge de la tecnología ha hecho que este Centro Cultural no sea tan visitado como hace algunos años, pero eso no ha sido impedimento para seguir luchando por mantener vivo este ‘Rinconcito Morrocoyero’.

Hablar del Centro Cultural Eladio Vargas es hablar del Grupo Folclórico Buturama, ya que, además de recopilar la historia de Aguachica, este centro nació también, de la necesidad de tener un lugar donde la agrupación pudiera hacer sus ensayos tranquilamente.

En dicho grupo, muchos niños y jóvenes aguachiquenses se han formado artísticamente y han enaltecido el nombre del municipio a nivel nacional, ganando galardones y concursos en diferentes festivales de danza.

Fotografías del Grupo Folclórico Buturama.

El ‘Eladio Vargas’ se fue convirtiendo paulatinamente en un pequeño museo, con exhibición de reliquias como planchas de carbón, lámparas de gasolina, la primera planta telefónica, fotocopiadora, cámara fotográfica, entre otros. Todo ello, producto de donativos de la ciudadanía.

También reposan en el Centro, fotografías de diferentes personalidades del municipio, que permiten un viaje fotográfico a blanco y negro, sepia y distintas tonalidades de color, que dan una idea de cada época. Así mismo, instrumentos musicales de la antigua Banda 16 de Agosto.

En el Centro Cultural reposan fotografías de reconocidas personalidades de Aguachica.

Hay que reconocer el interés y empeño que le han puesto al Centro Cultural el folclorista, Blas Carlos Gallardo Toledo, su esposa, Julia Sánchez Grey, la señora, Fidelina Toledo (Q.E.P.D) y sus hijos.

“La gente misma lo ha reconocido como el ‘Rinconcito Morrocoyero’, porque reúne la historia de Aguachica a través de fotografías, son personas que se desprenden de una fotografía y dicen: ‘allá estará en un mejor lugar’ y nos la donan. Aquí se exhiben a propios y extraños y se muestran como parte de nuestra historia”, expresó Gallardo Toledo.

Felicitaciones al Centro Cultural Eladio Vargas, quien el pasado 7 de agosto, cumplió 26 años al servicio de los aguachiquenses. A los gestores culturales que iniciaron y mantienen vigente este proyecto, mil gracias por rescatar las tradiciones del pueblo morrocoyero.

Por: Karen Yiceth Pedroza Vega

Centro Cultural Eladio Vargas, ‘el rinconcito morrocoyero’.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here