Pub Menu_Masthead

Se acabó el recreo

20 AÑOS DE JUVENTUD
En gratitud a Vicente Baños Galvis
A propósito de los 20 años de la cada más joven Universidad Popular del Cesar, mientras escuchaba las intervenciones con motivo de la efeméride, no pude dejar de recordar que el 21 de enero de 1996 se concretó en un Convenio Interinstitucional el acuerdo de voluntades de la Gobernación del Cesar, la Alcaldía de Aguachica y la Rectoría de la Universidad Popular del Cesar para poner a funcionar la UPC en territorio del sur del departamento.
En el aula máxima del Inst. Nal José María Campo Serrano, atestado de visitantes, se dieron cita Mauricio Pimiento Barrera, Luis Fernando Rincón y José Antonio Murgas como representantes legal del departamento, la alcaldía y la universidad para definir los aportes económicos que harían cada una de dichas entidades para que la UPC funcionara en Aguachica.
Pero el carro en que llegaría a la localidad había comenzado a rodar en 1995, más propiamente en septiembre de ese año, cuando el exrector de la Universidad, en ese momento miembro del Consejo Superior, Vicente Baños, presentó la iniciativa de Acuerdo para que mediante la modalidad de funcionamiento en extensión, la universidad ofreciera los programas de Gestión de Empresas, hoy administración de Empresas, y Contaduría Pública en Aguachica, Cesar. La iniciativa de Vicente Baños se convirtió en Acuerdo del Consejo Superior N° 033 del 22 de diciembre de 1995. Un excelente regalo de navidad para los habitantes del sur del Cesar y de Bolívar. Pero los aguachiquenses ni se dieron por enterados de la magnitud del presente.
Con el Acuerdo que autorizaba el funcionamiento de una extensión de la UPC en Aguachica, sólo faltaba la conjunción de varias voluntades para concretizarlo en el corto plazo. La historia cuenta que el año 1995 despuntó con Mauricio Pimiento como gobernador y Luis Fernando Rincón como alcalde de Aguachica. Yo por mi parte, también iniciaba mi periodo como rector del Inst. Nal. José María Campo Serrano. El gobierno del presidente Samper tambaleaba con los vientos huracanados del proceso 8000, diestramente soplados por la intromisión imperialista de los EEUU. Y en Aguachica, en medio de la muerte y el destierro, se filtraba el aire fresco y esperanzador de la Consulta Popular por la Paz. Como dicen los adivinos de incautos, se juntaron las estrellas para que lo que acaba de nacer no dejara de nacer.
A partir de ahí, Vicente Baños se vino con su universidad, su sueño de universidad, al hombro y me parece verlo cuando llegó hasta mí para proponerme que lo acompañara en la quijotesca tarea de fundar una Universidad Pública en Aguachica para Colombia. Sin dudarlo un minuto, y sin pensar en ninguna retribución económica, cuando me di cuenta, a los pocos días estaba haciendo parte del selecto equipo de profesores pioneros de la hoy flamante Universidad Popular del Cesar.
PRIMER RECREO: Cuando los jefes de protocolo del departamento y del municipio me mostraron la programación que se llevaría a cabo con ocasión de la firma del convenio interadministrativo y no vi mi nombre entre los ponentes, con carácter manifesté mi inconformismo y alegué que como huésped del evento tenía el derecho natural de hablar en él. Con el beneplácito del señor gobernador y del señor alcalde tuve la ocasión de vaticinar que Aguachica no sería la misma a partir de ese momento.
SEGUNDO RECREO. Con Vicente Baños, Luis Fernando Rincón y Mauricio Pimiento me fue fácil fundar para el desarrollo y la convivencia pacífica de Aguachica y la región, la emisora Campo Serrano Radio. Pero esa es otra historia.

Short URL: http://elnuevosur.com/news/?p=7755

Posted by on Nov 30 2017. Filed under Aguachica, Portada. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Comparte este Articulo y Déjanos tus comentario…. Es muy importante para Nosotros.

Pub innerWideSidebar_All

Pub innernarrowSidebar1

120x600 ad code [Inner pages]
Visitas