En Aguachica insólito caso de familia que pasó de víctima a victimaria

En un video que circula a través de redes sociales, se conoció de un caso presuntamente conocido como falso positivo. El hecho comenzó el pasado 8 de enero, cuando un hombre identificado como Juan Miranda se llevó de una vivienda una motocicleta marca Bóxer, propiedad de la familia que le dio posada y se ganó la confianza del sujeto, este episodio quedó grabado por las cámaras de seguridad del sector.

En el video publicado en redes sociales, se relata cómo vecinos y víctimas del robo se dan a la tarea de hacer seguimiento e inteligencia para dar con el paradero del victimario, crearon una cuenta en Facebook y dieron con la ubicación del hombre en el municipio de Pailitas, haciéndole creer que le estaban ofreciendo una oferta de trabajo y programaron encontrarse en un lugar determinado. El propietario de las cámaras de seguridad que grabó el delito, conocido como Carlos Franco, le ofreció a los vecinos llevarlos hasta dicho sitio, cuando llegaron se percataron que era el hombre que se había llevado la motocicleta de su vivienda, le dijeron que subiera a la camioneta y tomaron vía rumbo a Aguachica.

En ese momento Juan Miranda se dio cuenta que en la parte de atrás venían las víctimas, que le dieron refugio en su hogar, se puso agresivo a tal punto que fu controlado dentro del vehículo y procedieron a decirle que iban a entregarlo a las autoridades, pero éste dijo que que él les daba el sitio exacto donde estaba la motocicleta a cambio de dejarlo ir.

Tras asistir a varios sitios sin lograr el objetivo, llegaron al corregimiento de Norean, el señor Miranda aseguró que en un predio de esa zona estaba la motocicleta, los hizo adentrarse y en ese momento estaba un personal de la Policía de Hidrocarburos y el sujeto comenzó a gritar que lo tenían secuestrado, a pesar de las evidencias que le mostró la familia víctima del robo de su vehículo y demás acompañantes.

Tras este suceso el señor Miranda se dio a la huida y posiblemente se encuentre en su país de origen, Venezuela, mientras tanto las víctimas pasaron a ser los victimarios al ser señalados como secuestradores enfrentando un proceso judicial hasta demostrar su inocencia.

Al momento no hay un pronunciamiento oficial sobre este hecho, que pone en evidencia la injusticia que se vive en el país con los delincuentes quienes al parecer gozan de total impunidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *