Cuerpo de Bomberos de Aguachica presentó su crítica situación en la Asamblea del Cesar

En un debate de control político en la Asamblea del Cesar, en el que participaron los representantes de los trece cuerpos bomberiles del departamento, se dio a conocer la situación crítica que viven estos organismos por la falta de apoyo de los entes territoriales.

Uno de ellos es el Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Aguachica, en donde su comandante, Beatriz Durán sostuvo que la situación que enfrentan es grave, porque a la fecha no cuentan con convenio de servicios para operar y desde enero no pagan salarios a los hombres y mujeres que prestan sus servicios.

El problema más grave es que están a punto de perder el predio donde funciona la sede bomberil desde hace 20 años. “Por falta de recursos no se han podido seguir pagando las cuotas y la deuda es de 543 millones de pesos. El alcalde, Robinson Manosalva, les quitó los hidrantes y tienen 25 días sin agua”, afirmó con su voz quebrantada ante las autoridades departamentales.

Los vehículos están en pésimas condiciones para acudir al llamado de la comunidad. La institución lanza un S.O.S para poder superar estar dificultades, es inminente la ayuda gubernamental.

Al debate, propuesto por los diputados Camilo Lacouture y Jesús Suárez, acudieron el Secretario de Ambiente Departamental, el Jefe de la Oficina de Gestión del Riesgo, Secretario de Gobierno de Valledupar y comandantes de los cuerpos de bomberos de los municipios de Aguachica, Agustín Codazzi, El Copey y Valledupar, quienes expusieron cada una de sus deficiencias.

Falta de vehículos, pocos recursos financieros, el nulo apoyo de los alcaldes y la firma extemporánea de los contratos de servicio, son algunas de las deficiencias que presentan los cuerpos de bomberos en el Cesar, y los cuales hay que evitar dejar al ‘garete’, porque su función es esencial en las comunidades.

Camilo Lacouture, diputado a la Asamblea Departamental del Cesar, manifestó que desde ya se estableció la realización de mesas de trabajo, porque es indispensable hacer un seguimiento mucho más estricto exigiéndole a la Secretaría de Gobierno departamental, a que haga lo pertinente en oficiar a los alcaldes para que cumplan con su constitucionalidad, en apoyar y fortalecer todos los cuerpos de bomberos municipales.
“No se pueden dejar al garete, hay que tener una obligación de prestar este servicio como ha quedado clarificado en el debate. No estamos de acuerdo con la intervención del Secretario de Gobierno de Valledupar, al afirmar que solo se necesitan para la época de verano”, afirmó.

Con relación al municipio de Valledupar, ya existe una solución para hacerla realidad, y es cambiar la fuente de ingreso con el impuesto aplicado a Industria y Comercio y no a predial, lo que permitirá hacer un giro directo que fortalecerá la institución y se acabarán las calamidades financieras por las que atraviesan.

“Son trece cuerpos de bomberos que existen en el Cesar, y todos están en malas condiciones, con un déficit de herramientas para poder desarrollar sus labores. Es increíble que en los municipios mineros, que cuentan con recursos de regalías, se presenten estos casos, deben ser más puntuales. “Vamos a seguir trabajando en este tema para lograr el fortalecimiento de estas instituciones. “Con la Ley, poner la queja en la Procuraduría es la solución para poner en cintura a alcaldes que piensan que le hacen un favor a los bomberos con el pago de salarios, dotación de equipos y demás elementos”, dijo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *