SE ACABÓ EL RECREO

Por Óscar Hernán Pallares Ropero

TU CABLE ESTÉREO

      Desde antes lo sabíamos, pero el confinamiento social obligatorio nos lo restregó en la cara. Los colegios necesitan fortalecer sus medios de comunicación que utilizan para no solo enseñar, educar y formar en el claustro, sino que debe entrar con esos procesos a las casas de la comunidad educativa.  Por esa razón y para esos propósitos, nos propusimos tener un espacio radial. Y lo conseguimos. Hace tres martes salimos al aire, gracias a la generosidad de Campo Serrano radio y a las directivas del colegio ídem.

     Con el nombre de TU CABLE ESTÉREO entramos a las casas de todos, los martes a la 7:00 de la noche. Durante 30 minutos nos esforzaremos por enseñar, formar e informar.

     TU CABLE ESTÉREO es un nombre que evoca historia, educación, progreso, convivencia y comunicación. Cables se llaman en el argot periodístico los despachos de las agencias noticiosas que se recibían en los teletipos o máquinas que imprimían las noticias que llegaban del mundo; Cable Aéreo fue el salto de la mula al primer medio de transporte no terrestre que mantuvo comunicada a Gamarra, Aguachica y Ocaña con las noticias y las mercancías del mundo que llegaban a la primera por el Río Magdalena desde Barranquilla que despachaba las que le llegaban de Europa. El Cable Aéreo impulsó durante 20 años el desarrollo, el progreso y la integración de la región en los años 30 del siglo XX. Estéreo significa sonido grabado en dos o más canales y reemplazó al monoaural o canal único. El sonido estereofónico lleva al oído una experiencia sonora más cercana a la natural. La estación del Cable Aéreo representó la primera terminal de trasporte moderna de Aguachica y estuvo ubicada en la calle 7 y 8, entre carrera 12 y 14 de la nomenclatura de hoy. Allí llegaban las vagonetas cargadas de mercancía y pasajeros que venían de Gamarra o iban para Ocaña y viceversa. Las vagonetas se movían por un cable de acero entre torres metálicas de variada altura. El Cable Aéreo prestó sus servicios desde el 7 de agosto de 1929 hasta 1948. La carretera Aguachica Cúcuta, no le importa un culo a nuestra clase dirigente nacional y le dieron sepultada de tercera sin lápida alguna. Quedó todo en ruinas con lo que hicieron fortuna algunos. Los que llegaron después se empeñaron en destrozar hasta el último vestigio de historia económica y de desarrollo que tuvo Aguachica con este emporio de comunicaciones en la tercera década del siglo pasado.

    Hasta que de las ruinas surgió el colegio en 1970. Cómo el ave fénix, sin permiso se elevó a las alturas hasta ser el colegio grande y transcendente que hoy es. Y como debía ser, se llamó Escuela El Cable. Después le cambiaron el nombre en un papel firmado y sellado, pero en el pergamino de la memoria del pueblo nunca ha cambiado de denominación. En qué colegio estudias, preguntan, en el Jorge Eliécer Gaitán, cuál es ese, El Cable, ah sí, El Cable.

     De ahí viene el nombre del programa del colegio Jorge Eliécer Gaitán que está al aire todos los martes por Campo Serrano radio, 96.7 en la FM: de la memoria histórica morroca. TU CABLE AÉREO, excúsenme, ESTÉREO.

PRIMER RECREO: Como vecino, como estudiante, exalumno y como exrector y vecino, saludo con mucho respeto a mi rector Lemis Cáceres, a su cuerpo directivo y de profesores, a la comunidad educativa camposerranista y morroca y a Aguachica, con ocasión del cumpleaños 61 del Instituto Nacional José María Campo Serrano.

SEGUNDO RECREO: Los constitucionalistas se pronunciaron enérgicamente a la propuesta gubernamental por interpuestas personas de prolongar el mandato del presidente Duque. Un atraco a la democracia, un intento de dictadura, vergonzosa intentona de tener a la constitución como una mugrienta colcha de repaso a la que se le quitan o ponen pedazos de acuerdo a la conveniencia de los que detentan el poder.

CACHADERA DE CLASES: Comprobado que uno de los sastres que quieren cocerle un remiendo a la constitución para prolongar el mandato es el ilustre representante del Cesar Eliécer Salazar.

    Y para tapar el embuchado del reparcheo constitucional metieron en el mismo saco a la Procuraduría, a la Contraloría, a las gobernaciones y alcaldías. Con los dos primeros entes garantizan el tapen tapen del gobierno prolongado, y con los dos últimos aseguran votos para su reelección (la de los congresistas) y los cuidan (a algunos gobernadores y alcaldes) de la vergüenza de que le pueblo a un año de mandato ya quiera revocárselos.

     Dicen los constitucionalistas que los congresistas que firmaron la propuesta de retazar la constitución para prolongar el mandato de ellos mismos, inclusive, y los que la voten afirmativamente, estarían incursos en prevaricato por legislar en interés propio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *