Yolanda Villazón Olivera, la reina de la reparación y mantenimiento de artículos para el hogar

    Cuando a usted se le daña o necesita realizar cualquier ajuste a su licuadora o ventilador acude a las personas expertas en esta materia quienes son las encargadas de reparar y dejar como nuevo su implemento del hogar.

    En Aguachica, Yolanda Villazón Olivera, es la única mujer en nuestro municipio y tal vez en la región que se dedica a este arte desde hace trece años, oficio que aprendió de su último compañero sentimental, quien muy acuciosamente le enseñó a reparar estos electrodomésticos tan esenciales para el hogar.

    Esta mujer oriunda de La Gloria, Cesar, reside desde hace 37 años en Aguachica hoy goza de gran popularidad porque sus manos le han alargado su vida útil a tantos implementos que llegan todos los días para ser reparados en su taller ubicado en la calle 7 #16-39, con una gracia y carisma únicos también recibe de sus clientes otros artículos para su mantenimiento como planchas, sanducheras y hornos microondas.

    Gracias a esta loable labor, Yolanda, madre de cuatro hijos ha salido adelante y con sus ingresos paga el arriendo, los servicios públicos y demás compromisos, «he aguantado las verdes y las maduras», dice, mientras realiza un rebobinado  aun ventilador de techo, «son doscientas vueltas por cada rollito», expresa orgullosa, «si me despierto a las 5 de la mañana, en tres horas y media ya he terminado»,  explica además que tiene en cuenta cada detalle para que el trabajo sea de calidad para satisfacción del cliente.

     Su trabajo inicia muy temprano de lunes a sábado, aunque reconoce que a veces la llaman los domingos para arreglar un ventilador dañado, sin reparos ofrece sus servicios. En su lugar de trabajo la acompaña José Albeiro Badillo, quien destaca las cualidades de Yolanda, mostrándose orgulloso al compartir con una mujer de armas tomar, algo no tan común en este oficio.

     Así mismo manifiesta que a pesar de la situación por la pandemia, no le ha faltado trabajo a pesar de no recibir ningún tipo de ayuda, sin embargo, se muestra orgullosa porque gracias a sus manos prodigiosas la gente la conoce por sus habilidades en el mantenimiento de los electrodomésticos.

    Yolanda envía un mensaje especialmente a las mujeres, para que aprendan un arte y sean siempre luchadoras a pesar de las dificultades que se presenten, en este mes de las madres exaltamos su dedicación y empeño por lograr sus propósitos y amor por lo que hace.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *