Aguachica necesita un Plan Vial Urbano

     Lamentablemente en nuestra Ciudad de Aguachica, se puede evidenciar el deterioro de toda la malla vial existente, tanto en el centro como en la periferia, a lo largo y ancho de todo el perímetro urbano, algo que no se puede ocultar y nos está ocasionando múltiples  e innumerables casos de accidentalidad y daños en el parque automotor existente; y lo más preocupante, no se ven acciones concretas y efectivas para el mejoramiento y reconstrucción de estas vías; con las cuales se contribuiría a la seguridad y protección en el tránsito de las mismas, tanto para los peatones como para los automotores y al embellecimiento de nuestra ciudad.

    Se deben concentrar los esfuerzos en fortalecer la infraestructura de la malla vial buscando que la comunidad disfrute de un entorno más agradable y acceda con mayor facilidad a los servicios que ofrece nuestra ciudad. La infraestructura en Aguachica es clave pues soporta y presta una serie de servicios indispensables para mejorar la calidad de vida de los habitantes, los canales de comunicación y sobre todo el acceso a otros servicios.

     En el caso de Aguachica, el esfuerzo de este sector debe estar enfocado en el mejoramiento, renovación y pavimentación de la malla vial que impactaría de manera directa y significativa en el bienestar de sus ciudadanos y la imagen que proyectaríamos como ciudad, en pocas palabras, “El arreglo de vías mejora la conectividad y como su principal objetivo hacerle la vida más agradable a nuestra comunidad y prestarle servicios más integrales y completos”.

     A continuación, nuestro aporte a esta grave problemática socioeconómica en nuestra Aguachica; Entendiendo el Plan Vial Urbano como un instrumento de planeación para el desarrollo e implementación de Proyectos de Infraestructura Vial en general y de Gestión Vial en particular, con el propósito de mejorar las condiciones de movilidad urbana mediante la integración de redes viales que sirvan para el traslado de bienes y personas en el perímetro urbano de la ciudad. Y considerando la movilidad urbana como un factor determinante tanto para la productividad económica del territorio como para la calidad de vida de sus ciudadanos y el acceso a servicios básicos como la salud y educación, entre otros.

    Por lo tanto; dentro de las razones y objetivos para la implementación de un Plan Vial Urbano encontramos: Urbanización y desarrollo económico, saturación de la red vial existente, crecimiento de la demanda por mejora de infraestructura como aumento del tránsito vial, aumentos progresivos en el tiempo de viajes, consecuencias de la lenta movilidad (problemas de contaminación auditiva, accidentes, polución, etc.), optimizar la capacidad y el funcionamiento de la infraestructura vial urbana existente (vial, intersecciones, terminales), asegurar una adecuada accesibilidad a las actividades urbanas por parte de todos los grupos urbanos (peatones, pasajeros y conductores), proteger al medio ambiente urbano y a todos sus habitantes de los efectos negativos derivados del tránsito (accidentes, ruido, polución, segregación, impacto estético). Dentro de los contenidos de un Plan Vial Urbano deberá considerarse como mínimo aspectos relacionados con: El diagnóstico de la situación actual e identificación de la problemática, políticas y objetivos de Plan, alcances y componentes del Plan, articulación del Plan y el Pot (Plan de Ordenamiento Territorial). Y dentro de los programas y proyectos del Plan Vial estarán: programas de infraestructuras, programas de gestión vial (Obras de mantenimiento y conservación), programas de movilidad no motorizada, gestión y financiamiento.

     Es la oportunidad, de aunar esfuerzos y capacidades para gestionar en el orden regional y nacional la consecución de los recursos técnicos y financieros necesarios para hacer realidad este Plan Vial Urbano, a través de unos programas de intervención en la malla vial creando un nodo local que comunique de una manera más efectiva toda el área central y la periferia de la ciudad, dando como resultado una eficiencia en la movilidad y el transporte urbano, con el cual, se ayudaría a construir ese proyecto de Ciudad que tanto nos merecemos los Aguachiquenses, Hay Esperanzas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *