José de Dios Quintero Patiño

Noticias locales, regionales y nacionales

Es el momento de reactivar la económica en nuestro territorio

     Las autoridades locales y regionales no han tenido la visión, él liderazgo ni la voluntad de colocar en práctica espacios, mecanismos y herramientas que ayuden a nuestra población a generar ideas, creatividad y emprendimientos que solventen esa difícil situación adversa y apurada por la que estamos atravesando actualmente, debido a la falta de oportunidades y fuentes de empleo que ayuden a generar riqueza en cada una de las familias aguachiquenses, prueba de ello podemos ver, el incremento de la pobreza, miseria e inseguridad y la desesperanza. Lastimosamente hay mucho atraso social y no se vislumbra a corto plazo una acción que vaya encaminada a solucionar esta grave problemática socioeconómica en Aguachica y la región.

    Hoy tenemos el desafío y la urgente necesidad de innovar y transformar a través de las tecnologías nuestros territorios y apoyar los emprendimientos relacionados con la Economía Naranja. El año 2021 fue declarado por la Asamblea General de las Naciones Unidas como el año internacional de la Economía Creativa para el desarrollo sostenible, con el objetivo de resaltar el aporte económico, social y ambiental que hacen las industrias creativas y culturales.

    Este sector también conocido como la Economía Naranja, es comprendido por los bienes y servicios basados en el talento, la propiedad intelectual, la conectividad y la herencia cultural, actividades que han tomado fuerza a nivel de negocios y de oportunidades de desarrollo económico en las últimas décadas y que se clasifican en tres áreas: Creaciones funcionales: diseño, medios digitales, software y publicidad. Artes y patrimonio: manufacturas, espectáculos, artes visuales y turismo cultural, entre otras. Industrias culturales: agencias de noticias y editorial. Muchas investigaciones y mediciones, así como la implementación de políticas públicas que han desarrollado en América Latina y el Caribe muchos países, están dando excelentes resultados e impulsando la economía, competitividad y la generación de empleo.

    Según datos estadísticos, en Colombia entre 2014 y 2019 la Economía Naranja aportó el 3,2% de valor agregado al Producto Interno Bruto (PIB) y 1,1 millones de empleos, lo que representa aportes superiores a los de otros mercados como el de café o la minería. Colombia Crea Visión 2030 es la estrategia del país en la que trabajan tanto el Gobierno, los agentes culturales y el sector privado, con la que se busca consolidar esta economía como un sector estratégico y que además impulse el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible ODS 2030 establecidos por la ONU.

    Parece que ha nuestros gobernantes poco a nada les interesa la Economía Naranja, llego la hora de estar alineados con el Gobierno nacional y crear alianzas estratégicas y aunar esfuerzos, pues se considera este sector como fundamental y priorizado en el que podemos encontrar un ecosistema sólido y en crecimiento para potenciar la industria y convertir a nuestra ciudad de Aguachica, como un epicentro de la creatividad y el emprendimiento, y que además le asegurará a parte de nuestra población desempleada y con falta de oportunidades, la remuneración adecuada y el reconocimiento de esta actividad como un trabajo formal, para aportar al crecimiento económico, la superación de pobreza y la generación de empleo en el territorio.

    En conclusión, además de pensar en la innovación como nuevas formas de hacer las cosas, en la transformación creativa como la adaptación necesaria y oportuna en medio del cambio y la incertidumbre, y en la tecnología como el canal que genera novedosas formas de creación, producción y circulación de contenidos culturales, Es hora de ir de la mano los sectores (público-privado, la academia, gremios y ongs) para apoyar y liderar desde diferentes escenarios a las industrias creativas y culturales con medidas e inversión  y hacer la gestión necesaria ante el Gobierno nacional, con el objetivo de apalancar el sector, que es sinónimo de oportunidades y reactivación para el crecimiento económico del municipio y que contribuye a un mundo más inclusivo, equitativo y sostenible. Hay Esperanzas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *