José de Dios Quintero Patiño

Noticias locales, regionales y nacionales

El futuro de nuestra Ciudad Intermedia

Por Héctor Manuel Lozano H.  (PANCHO)

     En la actualidad en nuestra Ciudad de Aguachica, no se han dado cuenta que somos una Ciudad Intermedia y de mucha importancia geoestratégica donde podemos crear puentes de conexión importantes entre zonas rurales y urbanas, siendo para la población rural la oportunidad y la esperanza de poder ser recompensada por su valioso aporte a la economía local, regional y nacional a través de su producción agropecuaria; debe ser una prioridad y política pública la de acceder a instalaciones básicas (como escuelas, hospitales, servicios públicos domiciliarios) y también servicios (como el empleo, la energía, los servicios de tecnología, transporte). Al tener esta posición intermedia y de buen posicionamiento, también constituye, para la mayoría de los ciudadanos, un foco de transición para salir de la pobreza rural. Además, las relaciones, hermanamientos y lazos de solidaridad y cooperación que se puedan realizar con las grandes ciudades nos permitirán complementarnos entre ciudades y funcionar como un sistema o red de ciudades de alianzas para el desarrollo.

    Aguachica pese a tener todos los transportes de la multimodalidad y ser UEDF (Unidad Especial de Desarrollo Fronterizo) ha estado durante muchos años apartada del intercambio de conocimiento basado en la experiencia, sobre todo en la planificación estratégica. Es por ello que se debe precisar de una gran atención en los próximos años, puesto que los venideros gobiernos locales deben prepararse para un crecimiento urbano rápido o para cambios e importantes desafíos futuros que afrontar, como la dependencia política y financiera, la capacidad limitada y la escasez de recursos financieros, entre otros.

     El próximo gobierno municipal, debe unir fuerzas y alianzas estratégicas para abordar las brechas y las necesidades de planificación urbana a través de una mayor comprensión de los desafíos y las perspectivas que debe afrontar y liderar una administración local. De esta manera, poco a poco, se logrará que las instituciones nacionales e internacionales, reconocerán cada vez más la importancia de nuestra Ciudad Intermedia en el proceso de urbanización y en el desarrollo sostenible regional.

     No podemos menospreciar el valor de las ciudades intermedias. Su papel es crucial para la promoción del trabajo decente y para un cambio constructivo de los mercados de trabajo: incentivan la economía local basada en los valores culturales y territoriales y pueden servir como puente entre distancias geográficas, facilitando la creación de empleo y del dialogo social al nivel local.

     Se está produciendo mucha innovación a nivel global y tenemos que escuchar a los líderes locales, políticos, la academia, los actores del mundo laboral, los empleadores, los trabajadores y a las comunidades que a menudo cuentan con muchas iniciativas sostenibles. Se debe buscar la cooperación ciudad-ciudad y gestionar los grandes retos que debemos asumir como ciudad intermedia.

    El trabajo a realizar, consiste en la búsqueda de conocimiento sobre ciudades intermedias con el fin de aprender y planificar el desarrollo urbano sostenible, que responda a las demandas de la población urbana, así como de la población rural de la región. La planificación debe ser un tema clave en la agenda de todos los gobiernos locales y regionales. La importancia de la conexión entre lo urbano y lo rural, del interés público de la tierra, el papel clave del espacio público y la necesidad de garantizar la participación de las comunidades en la planificación y el establecimiento de la proximidad de los servicios.

    Debemos tener una administración municipal que ofrezca y garantice los espacios participativos que evalúen instrumentos de planificación y enlace nuevas formas de cooperación para las ciudades intermedias, en particular para fomentar la cooperación Sur-Sur. Solo de esta manera podremos construir una verdadera ciudad con entornos sostenibles, inclusivos y diversos. Hay Esperanzas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.