José de Dios Quintero Patiño

Noticias locales, regionales y nacionales

La cruda realidad de la malla vial en Aguachica

 Calle 5 con carrera 24 el espejo de la desidia administrativa

    Sería injusto decir que la malla vial de Aguachica se encuentra en un estado aceptable o que no es un problema para los habitantes, porque día tras día estos huecos de las calles principales se convierten en cráteres que imposibilitan el transitar a los diferentes actores viales. El deplorable estado en el que se encuentra la mayoría de calles del municipio preocupa a toda la comunidad, pues mencionan que estos huecos se han convertido en trampas casi mortales, sobre todo cuando llueve y no se logran percibir a simple vista porque están cubiertos por el agua.

   Sin embargo, con lluvia o sin ella, los muladares en los que se han convertido las vías, ya ha dejado víctimas, como el señor Libardo López más conocido como “Montoya”, quien mientras transitaba por la calle quinta, avenida principal de Aguachica, sufrió un accidente tras perder el control al tratar de evadir un hueco en la carrera 26, resultó con laceraciones que aunque fueron leves, en su condición de discapacidad le ocasionan aún incapacidad, y como el mismo manifiesta, es lamentable que estos percances existan por la falta de interés por parte de la administración para arreglar los huecos de las calles.  El popular Montoya, comenta que no ha establecido alguna acción legal en contra del municipio, pues no ha tenido la oportunidad ni los medios para poder hacerlo.

   Así mismo el gremio de mototaxistas de Aguachica también manifiestan su inconformidad con la problemática actual de la malla vial, algunos dicen que más allá de causar algún accidente, en algunas ocasiones no es posible esquivarlos y la moto resulta afectada, pues son huecos de tal profundidad que pueden dañar ruedas y demás parte mecánica del vehículo; de igual manera, existe una pregunta que inquieta a transeúntes y conductores, ¿cuántos accidentes fatales deben ocurrir para que la administración municipal haga algo?

    Otra situación que preocupa a los aguachiquenses, es la imagen que tienen todos aquellos que viajan en transporte público y toman la vía que comunica al intercambiador de Aguasclaras con el terminal de transportes, porque al llegar al casco urbano inicia el panorama poco agradable de todos los huecos que día a día van creciendo. De esta manera, al ver la falta de intervención por parte los entes encargados de este tipo de obras, en ciertos sectores, las personas por voluntad propia han tomado la decisión de tapar esos molestos huecos con el fin de evitar alguna tragedia, y entre todos reúnen para comprar los materiales para proceder a “hacer lo que la administración no es capaz de hacer todavía” exponen, pero lastimosamente al no ser el material especializado para carreteras, las lluvias y el constante tránsito termina llevándose lo poco que pueden hacer mientras se espera una solución.

    Le hacen un llamado a la administración municipal para que no permita más deterioro ni abandono en la malla vial, ya que de una u otra manera es por donde se transita y se llega a los hogares; además, expresan que no quieren cosas regaladas como el parcheo que se realizó en la calle tercera con carreras 37 y 18 que dejó inconformidades de las que todos hablan, lo que piden es hacer una buena obra, desde cero, donde se levante el asfalto de calles que no tienen mantenimiento desde hace muchos años, ya que con el reparcheo no bastaría, pues en corto tiempo, volvería el problema.

    Estas obras se necesitan con extrema urgencia para evitar tragedias y recuperar la movilidad en Aguachica, así que se espera la inversión del municipio, en obras que sea real, notoria, que deje satisfecha a la población y con la que finalmente existirían los buenos comentarios que, por ahora, siguen sin ser percibidos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.