José de Dios Quintero Patiño

Noticias locales, regionales y nacionales

SE ACABÓ EL RECREO

Por Óscar Hernán Pallares Ropero

¡LLEGÓ LA NAVIDAD!

El mundo católico viene perdiendo la batalla contra el mundo mercantil y su derrota se precipitó con el auge del neoliberalismo.

     Apenas hace menos de 50 años la navidad comenzaba con la novena de aguinaldos el 16 de diciembre y culminaba el 24 del mismo mes a las 12 de la noche con la misa de nacimiento de niño Dios. Hoy, desde septiembre se escucha a los locutores de la radio y la publicidad visual explayándose en que llegó diciembre; los negocios montan escenografía decembrina, el gobierno anticipa pagos que durante todo el año lo hacía con retardos infames.

    El 15 de diciembre era de agite emocional, una expectativa interna de todos; se terminaba de poner la decoración de la calle que durante días se venía confeccionando entre todos; se acordaba en la cuadra la salida en la madrugada del 16 a la primera misa de aguinaldos; se terminaba el pesebre y los más pudientes ya decoraban un arbolito, cuidadosamente escogido en la sabana Gallinazo, tierras baldías de todos que hoy resultaron propiedad de pocos; la papaya verde, en tajaditas, se asoleaba y permanecía al sereno sobre láminas de zinc, allí permanecía por lo menos 8 días; los higos esperaban turno para hacer parte de la conserva al lado de la papaya plenamente disecada; el niño Dios ya tenía listo los regalos que los papás nos habían direccionado a pedirle;  antes de acostarnos dejábamos lista la ropa a ponernos, nos bañábamos (había agua en la pluma del baño) y nos acostábamos temprano.

    No necesitábamos despertador. En la madrugada del 16 nos despertaba el sonar de los villancicos en las cornetas sonoras ubicadas en la cúpula de la iglesia san Roque. En esa madrugada, en todas las emisoras de Colombia se emitía el primer villancico que introducía el espíritu de la navidad en el corazón de todos. En Aguachica empezamos a oírlos por la Voz de Aguachica desde diciembre de 1970 (había nacido en julio de ese año). Ya el 26 de diciembre no se emitían porque comenzaba la temporada de fin de año.

     Llegar al parque en la madrugada del 16 era todo un espectáculo. Primos, tíos, amigos y conocidos formaban algarabía de radiante felicidad. Los que iban a misa se apresuraban a entrar para encontrar puestos, los que iban en plan social se quedaban afuera compartiendo las direcciones de las casas donde noche a noche se realizaría la verbena. Todos los que llegaban a dichos eventos, sin distingos de nada, eran atendidos con un aperitivo después del rezo.

    Hoy de la navidad y su hermosa integración social solo queda el titánico esfuerzo de los sacerdotes apabullados por la moral, la ética y la religión del capitalismo salvaje del sálvese quién pueda.

PRIMER RECREO: En cualquier parte del mundo hacer el más mínimo retoque a un símbolo (escultura del morrocoy) cultural, histórico y de arraigo al territorio solo se hace previo intensas discusiones entre peritos y la comunidad en general.

SEGUNDO RECREO: Es de payasos salir a desgarrarse las vestiduras y pedir que lleven a la hoguera a los muchachos-jugadores del partido Unión Magdalena VS Villavicencio Club mientras sus nalgas están chamuscadas por el voraz incendio de la corrupción.

CACHADERA DE CLASES: El domingo 5 de diciembre se llevó a cabo el proceso eleccionario para conformar los Consejos Municipales de Juventud.  Los jóvenes salieron a votar por los jóvenes que se atrevieron a postularse y hacer parte de la vida política de los municipios como líderes y no como cargaladrillos.

Los resultados en Aguachica llaman la atención para bien:

     Por partidos políticos, DIGNIDAD, joven organización política, arrasó con todos los partidos de traición de los mismos con las mismas. Obtuvo 321 votos. Le siguió el partido Social de Unidad Nacional con 266, el Conservador con 250, la Alianza social Independiente con 232., Colombia Renaciente con 132, Alianza Verde con 100, Cambio Radical con apenas 94 y en la cola de la cola, el Centro Democrático con apenas 88 votos.

     Es un honor haber tenido la oportunidad de presenciar este resurgir en las urnas de la juventud. Ya lo había hecho de manera masiva y contundente. Pasó de la indignación a la acción y de las calles a las urnas.

     Para mí todos los elegidos son dignos y tengo la seguridad que sabrán actuar con dignidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.