Inicio Opinión Aguachica requiere de una adecuada señalización vial en todos los sectores

Aguachica requiere de una adecuada señalización vial en todos los sectores

117
0
Por: Dagoberto Ferez Molina 

Desde que la anterior administración municipal pavimentó las principales avenidas de los barrios Nueva Colombia y Villa Paraguay, las comunidades de esos dos populosos sectores le han venido insistiendo al Instituto Municipal de Tránsito y Transporte que proceda a ordenar la señalización y la instalación de reductores de velocidad, debido a que esas amplias calles y carreras se convirtieron en escenarios peligrosos en los cuales viene ocurriendo con frecuencia lamentables accidentes de tránsito en razón a la irresponsabilidad de muchos conductores de motocicletas que las vienen utilizando como pistas de motocrós.

Las peticiones de los ciudadanos residentes en esos dos sectores residenciales hasta ahora han sido infructuosas, a pesar de ser justas, las autoridades no les han dado la importancia que se requiere para la preservación de la vida y más cuando al Estado le corresponde indemnizar a las víctimas de los accidentes de tránsito que ocurran, ya sea por el abandono o deterioro de las vías, así como también por la falta de señales de tránsito y el mal funcionamiento de los semáforos.

Recordemos que El Consejo de Estado falló a favor de una familia de la ciudad de Cali que perdió a un ser querido por causa de un accidente con motocicleta debido al mal funcionamiento de los semáforos, según el alto tribunal, tanto la Nación como los municipios son responsables de los accidentes de tránsito que ocurran por el funcionamiento inadecuado de los semáforos, afortunadamente casos como ese no se han presentado en Aguachica.

Los residentes en los barrios Nueva Colombia y Villa de Paraguay han manifestado en varias oportunidades las razones específicas, pertinentes y suficientes sobre el problema que los afecta por la permanente actividad riesgosa que realizan muchos conductores de motocicletas que se desplazan a grandes velocidades poniendo a la comunidad en un inminente peligro de recibir lesiones y hasta incluso la muerte, pero en el IMTTA, dicen los afectados, con pasmosa impavidez, ni siquiera se han dignado realizar una visita a esos dos barrios para analizar y verificar su preocupación y proceder luego a implementar medidas de choque, ordenando la señalización sus vías y la instalación de reductores de velocidad.

Es claro que el Código Nacional de Transito les confiere potestad discrecional a las autoridades del ramo para ordenar y poner en práctica medidas de prevención de accidentalidad y control de velocidad.

Una buena señalización vial induce a un comportamiento adecuado, tanto por parte del conductor como del peatón, evitándose de esta forma accidentes de tránsito. Pero en municipios como el nuestro con deficiente o inexistente señalización, transitar por las vías es un peligro inminente.- En consecuencia, tanto en las calles y carreras del centro de Aguachica como en las de los barrios distantes o alejados del centro, las autoridades de transito deben ejercer una regulación de la movilidad con mayor perseverancia y rigor, así como también seguir dándole continuidad a los programas que permitan el desarrollo de una cultura ciudadana para fortalecer la seguridad vial.

Es Justo destacar que el IMTTA viene ejecutando desde el comienzo de la administración del alcalde Henry Alí Montes, campañas educativas para concientizar a los conductores y comunidad, e inclusos, esas campañas han llegado a las aulas y a las empresas privadas; sin embargo, el instituto Municipal de Transito en estos tres años no le ha dado cumplimiento a los planes de señalización horizontal sobre el pavimento, bordillos y sardineles, para guiar, regular y canalizar el tránsito vehicular en la ciudad, como es el caso de las cebras; solamente se adelantaron esa clase de trabajos en la Avenida Kennedy desde la carrera 20 hasta la 40 en diciembre del 2017, más no así en los demás sectores que la requieren, especialmente en las zonas en donde funcionan instituciones educativas y cuentan con un tránsito masivo de estudiantes, principalmente de niños en edad preescolar por cuya seguridad hay que velar. Tampoco existen señales informativas, señales de advertencia de peligros, señales verticales que sirven para notificar a los usuarios de las vías las prioridades en el uso de las mismas.-

Las CEBRAS que son espacios que permiten que los vehículos se detengan justo antes de las líneas, permitiendo a los peatones cruzar seguros una calle ya no existen en Aguachica, la de la calle 5ª con carrera 14 se borró con el paso del tiempo y así quedó, lo mismo sucedió con las que se plasmaron en otros sitios viales.
Cabe destacar que el IMTTA instaló semáforos en sitios que requieren de controles, pero en sectores como la calle 5ª con carrera 10ª que diariamente es un dolor de cabeza para los peatones cruzar la vía por el alto número de vehículos que circulan por ella, incluso en contravía, las autoridades no fijaron un semáforo, ni mucho menos señales verticales como una cebra, por ejemplo. Podríamos seguir enumerando sectores con alta presencia vehicular que requiere de la señalización en todas sus formas, pero desafortunadamente no están en los planes de las autoridades de tránsito, quedando los peatones totalmente desamparados y supeditados o a merced de conductores irresponsables que ya no respetan ni siquiera los sentidos viales.

En materia de movilidad Aguachica es un verdadero caos ante la indiferencia e inoperancia de las autoridades que no han sabido implementar estrategias para ponerle freno a esa y muchas otras modalidades peligrosas en las vías que hacen imposible moverse en vehículo debido al desorden de los mototaxistas con sus terminalitos en cada esquina y al actuar de cualquier conductor de motos que se desplaza en contravía hasta con dos y tres parrilleros.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here