Inicio Local Denuncian aparente caso de corrupción en la Policía Nacional en el Cesar

Denuncian aparente caso de corrupción en la Policía Nacional en el Cesar

782
0

Fernando Augusto Vanstrahlen Madariaga es un exintegrante de la Policía Nacional, a quien en el año 2011 le coartaron su libertad, al ser involucrado en el asesinato de dos ciudadanos en Aguachica, Cesar.

Siete años más tarde, logró demostrar su inocencia, sin embargo, en este momento se encuentra en una lucha por recuperar el arma personal que entregó a las autoridades en el momento de la captura y por la que, hasta el momento, nadie ha respondido.

Se trata de una pistola marca Jericho, de calibre nueve milímetros, la cual Vanstrahlen entregó a los uniformados que lo detuvieron en el comando de Policía de Aguachica, pero extrañamente, el arma no reposa en ningún almacén de evidencia y las autoridades no dan razón de ella.

Durante casi siete años Fernando estuvo privado de la libertad en calidad de sindicado, por lo que no pudo iniciar los trámites correspondientes para la devolución de la pistola, además, porque ésta era objeto de experticias técnicas por parte de las autoridades. Una vez el expolicía recobró su libertad en septiembre de 2017, solicitó a la Fiscalía Segunda Especializada de Valledupar, quien es rectora de la investigación, la entrega del arma de fuego, entidad que manifestó desconocer el paradero de la misma, a pesar de tener el expediente, el informe de incautación y el informe de laboratorio, que dictaminó que el arma no tenía relación con los hechos por los que el joven fue aprehendido.

Cabe destacar que, debido a lo sucedido, los hechos fueron denunciados ante la Fiscalía General de la Nación desde el pasado 30 de enero de 2018, como hurto agravado de menor cuantía.

Entretanto, la Fiscal Segunda Especializada de Valledupar encargada del caso, en respuesta al derecho de petición radicado por Vanstrahlen Madariaga y con el ánimo de esclarecer el paradero de la pistola, libró un oficio al patrullero de la Policía que, en su momento, realizó la incautación del arma, quien de manera oficial respondió que fue dejada a disposición de un subintendente que actualmente presta sus servicios en la Policía Metropolitana del Valle de Urra. Al subintendente también le fue radicado un oficio para que informara lo sucedido con el arma, quien manifestó que ésta fue dejada en la Unidad Básica de Investigación Criminal de Aguachica, dependencia que también fue oficiada, dando respuesta negativa. Actualmente, el caso está en manos del CTI.

La pérdida del arma de fuego de Fernando Vanstrahlen evidencia un posible acto de corrupción dentro de la Policía Nacional en el departamento del Cesar, ya que, si la pistola fue aislada de los hechos por los que el sujeto estaba siendo investigado, debió permanecer en algún almacén de evidencias, pero, hasta el momento, no se ha dado con el paradero de la misma, a pesar de que el hombre ha agotado todos los mecanismos para la recuperación.

Un caso similar se presentó, según Noticias Caracol, en la ciudad de Santa Marta, donde, aparentemente, se estaban robando las armas de un armerillo de la Policía, a través de la falsificación de las actas de incautación. Supuestamente las destruían, pero en realidad las sacaban del lugar para venderlas en el mercado negro.

Fernando Augusto Vanstrahlen Madariaga espera que los hechos, en los que se extravió su pistola marca Jericho de nueve milímetros, sean investigados a fin de destapar un aparente caso de corrupción que sacude nuevamente a la Policía Nacional.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here