Inicio Opinión El dilema de Agua-chica

El dilema de Agua-chica

295
0
Por: Marcos Gómez Calderón
Economista
Magister en Gobierno y Políticas Públicas
Twitter: @mgomez190

La sentencia de la Corte Constitucional de Colombia T-740/11 considera que el agua es un derecho fundamental y esta se define, de acuerdo con lo establecido por el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, como “el derecho de todos de disponer de agua suficiente, salubre, aceptable, accesible y asequible para el uso personal o doméstico”.  Así mismo, “El agua se erige como una necesidad básica, al ser un elemento indisoluble para la existencia del ser humano. El agua en el ordenamiento jurídico colombiano tiene una doble connotación pues se erige como un derecho fundamental y como un servicio público. En tal sentido, todas las personas deben poder acceder al servicio de acueducto en condiciones de cantidad y calidad suficiente y al Estado le corresponde organizar, dirigir, reglamentar y garantizar su prestación de conformidad con los principios de eficiencia, universalidad y solidaridad”.

Según lo definido por la Corte Constitucional, el Agua es un elemento fundamental para la subsistencia del ser humano y su calidad de vida, sin embargo, en Aguachica, este bien público al parecer no es fundamental para la administración, dado que este no posee condiciones de calidad y cantidad suficiente para que todos los ciudadanos del municipio se beneficien de este líquido día a día, por lo cual el derecho que tienen todos los morrocoyeros de disponer de agua suficiente, aceptable, asequible y salubre no esta siendo cumplido por parte del Estado, en este caso representado en el gobierno municipal.

La problemática del agua no es de ahora, son de muchos años atrás, de una mala planeación por parte de nuestros dirigentes, donde las políticas públicas y las gestiones no han estado acorde con el crecimiento y desarrollo del municipio, donde las decisiones que han tomado, solo han aliviado momentáneamente la situación y no se ha pensado en el mediano y largo plazo, por consiguiente, las dificultades se van a estar viendo más de seguido y las inconformidades por parte de los aguachiquenses van hacer cada día más, y no es por menos, el solo hecho de que el agua como bien fundamental llegue a los hogares morrocoyeros cada 15 días es algo inaceptable, inhumano y que viola los derechos fundamentales de cada uno de los habitantes del municipio del sur del Cesar.

Lo anterior y en cierta medida, ocasiona que la inversión en nuestro municipio por parte de empresa nacionales o extranjeras sea casi nula, disminuyendo las oportunidades y dejando por fuera la opción de invertir y generar mayor empleo y desarrollo en el municipio, todo esto, debido a que no existe seguridad y suministro mínimo y necesario del bien público, herramienta fundamental para las empresas poder funcionar.

Por otro lado, lo que no estuvo en la voluntad de los gobiernos que han pasado por el palacio municipal ubicado en el parque San Roque en los últimos años, si estuvo en la voluntad del derecho, de las exigencias de un grupo de ciudadanos que interpuso una acción popular y donde el Juzgado Primero Administrativo del Circuito Judicial de Valledupar emitió un fallo en primera instancia, que obliga al municipio de Aguachica y la Empresa de Servicios Públicos a resolver el problema de continuidad del servicio de agua en un plazo máximo de cinco años. Sin embargo, este fallo es apelable y dicha decisión puede cambiar dado a los alcances que esta pueda tener. Pero la pregunta sería, lo que el juez esta fallando no es algo que debería haberse realizado desde antes por parte de la administración municipal y la empresa de servicios públicos, porque se tiene que esperar a que un juez diga lo que se supone se sabía y se tenía que haber hecho muchos años atrás, sobre todo que siempre ha sido promesa de las distintas campañas que han pasado en los últimos 20 años.

Por lo pronto, se mantenga o no dicho fallo, la premisa y los objetivos deben estar encaminados a solucionar la problemática del agua y el suministro de este bien fundamental a cada uno de los habitantes del municipio todos los días y que este sea apto para el consumo humano, de lo contrario el dilema de Agua-chica siempre estará presente en la vida de los morrocoyeros y por supuesto, en las promesas de campaña de los políticos.

Por último, este fallo sienta un precedente y sobre todo pone a trabajar a la administración municipal y principalmente a la empresa de servicios públicos porque lo que hace falta es gestión para solucionar dicha problemática.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here