Inicio Opinión ¿En qué quedó el Pomcas para Aguachica?

¿En qué quedó el Pomcas para Aguachica?

117
0

Se invirtieron importantes recursos económicos, pero no ha sido aprobado

Por: Dagoberto Ferez Molina

En los primeros meses del año 2014, Aguachica fue el epicentro de las acciones de la Corporación Autónoma Regional del Cesar,  CORPOCESAR, la cual  a través de su entonces director general, Caleb Villalobos Brochel, priorizó la urgente necesidad de implementar en Aguachica y otros municipios del Sur del Cesar, el Plan de Ordenamiento y manejo de las Cuencas, POMCAS, y anunció importantes inversiones para  la reforestación  de 20 hectáreas en donde están ubicadas las fuentes hídricas que suministran el agua a los habitantes del municipio de  Aguachica.

En la reforestación de esas 20 hectáreas, se invirtieron 740 millones de pesos a través de la firma ANDINA, pero veedores y campesinos que le hicieron seguimiento y han estado  pendientes  del desarrollo de esa obra, nos dieron a conocer que hasta el momento no han visto la ejecución anunciada y eso que además se invirtieron 1.200 millones de pesos en la implementación del POMCAS, el cual, oh paradoja, no ha sido aprobado aún después de tantos años, hasta ahora solo está en proceso de ajustes, lo que quiere decir que va un poco más adelantado, aunque se mueva  a paso de morrocoy,   el proceso de  ajuste  del Plan de Ordenación y Manejo  de la cuenca hidrográfica del Río Algodonal que baña a los municipios de Río de Oro  y  González en el Sur del Cesar,  y a la provincia de  Ocaña en Norte de Santander, que el de la  quebrada Buturama.

Es tal el olvido y desesperante parsimonia que se le ha dado a  la situación de ordenamiento y manejo de la cuenca de la quebrada Buturama en Aguachica, que ni siquiera se ha reunido el Consejo de Cuenca del POMCAS que fue confirmado para los primeros días del mes de noviembre, a pesar, como lo dice el Decreto Único Reglamentario del Sector Ambiente y Desarrollo Sostenible,  el Consejo Cuencas es la instancia consultiva y representativa de todos los actores que viven y desarrollan actividades dentro de las cuencas hidrográficas, en  el que puede participar personas naturales y jurídicas, públicas o privadas, lo mismo que las comunidades campesinas, afrodescendientes, indígenas que se encuentren asentadas en la cuenca hidrográfica. El Consejo de Cuenca es importante por tratarse de  un espacio de concertación en el que las instituciones y/o organizaciones vinculadas a la Gestión de los Recursos Hídricos, pueden  dar a conocer sus inquietudes y prioridades  en temas de demandas y/o ofertas de proyectos hidráulicos, protección ambiental del agua, cultura del agua, etc. a fin de planificar y gestionar el aprovechamiento sostenible de los recursos hídricos dentro del municipio; pero según se observa, tanto en CORPOCESAR  como en las autoridades del municipio, e incluso la misma comunidad,  existe un desgano, una indiferencia pasmosa en ese tema tan vital.    Parece que tanto a las  autoridades, como a la misma  comunidad, les importa un comino la vigencia  de ese Consejo, puesto que  no se ha visto el interés que debe caracterizar a quienes asumen la responsabilidad de coadyuvar en el cumplimiento de los objetivos ambientales y sociales previstos en la Constitución Política que conduzcan a asegurar a todas las personas el derecho a gozar de un ambiente sano y a tener a su disposición una oferta permanente de elementos ambientales, fortaleciendo la participación de los usuarios y más, sabiendo que  la participación social no es un fin, sino el medio para lograr equilibrios y consensos entre los diversos intereses del desarrollo y del medio ambiente y para acercar las visiones entre los actores gubernamentales y los sociales con el fin de lograr el manejo sustentable del agua.

El POMCAS es   la norma superior jerarquía y determinante ambiental para el ordenamiento territorial, lo cual quiere decir, que sus lineamientos deben ser o estar incorporados en el ordenamiento territorial del municipio en razón a la cuenca hidrográfica Buturama y además teniendo en cuenta que el  artículo 79 de la Constitución Política de Colombia estable que “Todas las personas tienen derecho a gozar de un ambiente sano y la  ley garantizará la participación de la comunidad en las decisiones que puedan afectarla, es deber del Estado proteger la diversidad e integridad del ambiente, conservar las áreas de especial importancia ecológica y fomentar la educación para el logro de estos fines”. Y el artículo 80 de la Carta Magna reza que: “El Estado planificará el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales, para garantizar su desarrollo sostenible, su conservación, restauración o sustitución. Así como también  prevenir y controlar los factores de deterioro ambiental”  el  Alcalde Henry Alí debe insistir y exigirle  a CORPOCESAR que implemente, reglamente  y  le de aprobación al POMCAS para poder  planificar, ordenar y darle manejo a  la cuenca hidrográfica de la quebrada Buturama, porque sin ese mecanismo, su administración y el próximo mandatario municipal incluso, estarán  maniatados en cierta forma, en el manejo y administración de recursos y herramientas  para el  uso adecuado de las fuentes hídricas del municipio, especialmente la de la quebrada  Buturama.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here