Inicio Editorial Las redes sociales utilizadas para denigrar de candidatos a la presidencia

Las redes sociales utilizadas para denigrar de candidatos a la presidencia

341
0

En Colombia hace mucho rato que los partidos políticos dejaron de existir, se convirtieron en colchas de retazos y en el vaivén de ciertos politiqueros para buscar provecho en las épocas electorales. De allí salió el transfuguismo, el modelo de hacer política desleal de trastearse de una colectividad a otra sin ningún asomo de vergüenza y dignidad para poder catapultarse al poder y lógicamente obtener prebendas burocráticas y la mermelada. La mentira, la intriga y el rastrero fingimiento, son fenómenos que toda esa ralea de malos políticos sumidos en la más grave corrupción ha logrado que calen negativamente en ciudadanos ingenuos, sin valores, alejados de las sanas costumbres y muy poco preparados intelectual y culturalmente.

Lo que más está aburriendo y cansando hoy a personas decentes que esperaban una campaña limpias y respetuosas, y, sobre todo, que los seguidores de uno y otro candidato mostraran más cortesía en sus comentarios y consideración por sus rivales y no fueran portadores del mal ejemplo, es la penosa y desleal guerra de insultos por las redes sociales, con unos ánimos caldeados, destilando odios y rencor.

“Nos tienen cansados con tanta verborrea violenta, menos mal que ya el domingo 17 está cerquita para desmarcarnos por fin de esa guerra sucia” manifestaron dos ciudadanos que dijeron que les tenía hasta la coronilla el tema político en un país en donde la corrupción viene cabalgando peligrosamente y las ideas se debaten en un contexto repugnante.

De verdad, que esa neurosis que se vienen dando en la campaña presidencial, la están padeciendo personas que las asumíamos como decentes, pensantes, de buen talante, respetuosas de las ideas de los demás. El clima político en Aguachica y en todo el país, ha sido de nubarrones, de discordia, mentiras, intrigas, peleas y enemistades. Cualquier frase que lance el seguidor de uno de los dos candidatos, conlleva enseguida a una reacción de arrebato, de pérdida del control mental y verbal del que está ubicado en la otra orilla.

Esa agresividad en las redes es un síntoma de que muchas cosas no están bien al interior de algunos hogares aguachiquenses y lógicamente colombianos, que las familias no cumplieron ni están cumpliendo con el papel preponderante de educar, de inculcar valores, respeto, dignidad y consideración hacía los demás. Parece que estamos arraigados en una sociedad demasiado machista y conservadora que ama más la violencia que la paz.

Es increíble ver que, en vez de avanzar cultural y educadamente, retrocedemos a épocas cavernarias olvidándonos de la cordura y el respeto. Ya nadie puede hacer un comentario expresando sus ideas en las redes virtuales, porque inmediatamente le llueven las críticas y amenazas de los intolerantes que solo piensan que sus opiniones son las que valen, que son las buenas y no las de los demás.

Estamos cayendo muy bajo. Gracias a Dios que el domingo 17 de junio ya está tan cerca para que cese esa horrible noche de la infamia y la ignominia y podamos descansar del odio y la bilis de aquellos que tienen el alma y el corazón desbordados por la amargura y el rencor, los cuales mostraron sin tapujo en la actual contienda política cuyos protagonistas, los candidatos, solo les importa el voto que cada cual deposite a su favor y nada más.

Las promesas y todo aquello que se ofreció a lo largo de la campaña política quedarán atrás, vendrán las épocas en que las criticas desobligante e insanas caerán contra el presidente que no le dé cumplimiento al programa de gobierno que ofreció en su campaña, que incremente más los impuestos, o que sin ningún reato y vergüenza continué entregando la “mermeladas” para que le aprueben los proyectos que desea.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here