Inicio Editorial Los jóvenes somos el presente

Los jóvenes somos el presente

522
0

Por Andrés Felipe Casadiegos Navarro- Abogado
La historia nos ha enseñado que los sistemas de gobiernos absolutistas e imperialistas no le permiten a la sociedad el desarrollo y el establecimiento de un sistema democrático, participativo y pluralista, lo que conlleva a que los ciudadanos no se les garanticen sus derechos y libertades. Nuestra Constitución Política es clara cuando establece que Colombia es un Estado Social de Derecho, lo que nos permite inferir que vivimos en un país en donde el Estado tiene la obligación de garantizar que todos los ciudadanos Colombianos sean iguales ante la Ley, sin importar sus creencias religiosas, etnia, estrato social e ideología política.
Es evidente que en esta época electoral, muchas veces nos vemos envueltos en una demagogia por parte de algunos candidatos que buscan persuadir al pueblo para conseguir adeptos y lograr su anhelado fin, llegar al poder para el beneficio particular, no son congruentes con la realidad, se olvidan de los motivos por los cuales muchos ciudadanos depositaron su confianza en ellos para que los representara en una democracia liberal, velaran por la Equidad y la Justicia Social, pero como se dice vulgarmente que “Por la plata baila el perro”, entonces llegan al poder para enriquecerse, para construir imperios que les permitan tomar el poder desde lo regional hasta lo nacional, y como les queda gustando apropiarse de los recursos públicos, pues obviamente no querrán soltar el poder y buscaran por todos los medios posibles mantener una jerarquía política, por ende, nos vemos afectados todos los ciudadanos del común, ya que estos buitres empiezan a votar por el aumento del IVA que paso del 16 al 19%, se ven envueltos en escándalos por corrupción como es el caso de (ODEBRECHT), dejando así obras inconclusas que frenan el desarrollo del país, mientras tanto, el desempleo aumenta y la desigualdad social es innegable.
Por esta razón, se hace necesario que los ciudadanos y en especial todos los jóvenes, nos interesemos en construir un país más equitativo donde exista inclusión social, se nos garanticen nuestros derechos, y que no seamos pisoteados por esos políticos corruptos que se creen los dueños de la región, por lo tanto, tomemos conciencia y analicemos la política local, departamental y nacional, cuestionemos nuestros dirigentes, sus cualidades y gestiones. No votemos por candidatos que han sido apoyados por estructuras mafiosas, que lo único que les interesa es recuperar el dinero que invierten en campañas costosas.
Hago un llamado a los jóvenes del Cesar, para que nos interesemos por la política, que tengamos claro que nosotros no somos el futuro, sino que somos el presente de nuestro país y en consecuencia, debemos acabar con esa política tradicional, no se equivocó Aristóteles cuando definió al hombre como “ZOON POLITIKON”, un concepto cuyo significado literal de la expresión es que el hombre es un animal político, y hace referencia al ser humano, el cual a diferencia de los animales posee la capacidad de relacionarse políticamente, es decir, crear sociedades y organizar la vida en ciudades, por consiguiente, políticos somos todos, no es necesario ostentar una credencial política para tener conocimientos de la política local y nacional, por eso me he motivado a recorrer el Sur del Cesar, construyendo una plataforma juvenil con el ánimo de que la juventud se interese por construir una buena política, que no vean a la política como el medio para conseguir intereses y beneficios propios, sino como la herramienta para construir cada día un mejor país, más equitativo, con mayor igualdad e inclusión social, es así, como de esta forma veremos a una Colombia productiva, con justicia social.
Los jóvenes debemos prepararnos para asumir liderazgos en pro del desarrollo social, vamos apostarle a la justicia, la democracia y a la paz en estos tiempos de posconflicto, unamos fuerzas y acabemos con la corrupción, con esas estructuras mafiosas que se adueñan de las regiones, y que tengamos presente que los Jóvenes debemos soñar en grande, por eso jóvenes del Cesar y de toda Colombia, soñemos en grande y unamos fuerzas para construir una mejor Colombia.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here