Inicio Opinión Oportunidad o Rezago: La juventud de Aguachica y sus dos caminos

Oportunidad o Rezago: La juventud de Aguachica y sus dos caminos

775
0
Por: Marcos Gómez Calderón
Economista
Magister en Gobierno y Políticas Públicas
Twitter: @mgomez190

Uno de los mayores desafíos para el mundo ha sido la participación y el papel que ha desarrollado las juventudes como constructora de una mejor sociedad, donde las oportunidades prevalezcan en igualdad de condiciones y donde estos sean el motor de desarrollo que impulse los diferentes sectores de un país. Colombia, tiene una población cercana a los 13 millones de jóvenes, responsabilidad alta para un país que ha tenido muchas dificultades y pocas oportunidades para la población joven, población que representa el 27% del total nacional.

Las juventudes en Colombia desempeñan un papel fundamental en la construcción de una mejor sociedad, sin embargo, este actor ha perdido protagonismo en la participación, tanto económica, político, social y cultural etc.; debido a diferentes componentes como falta de oportunidades, acceso a la educación, apatía política, falta de apoyo al emprendimiento y sobre todo decepción hacia el sector público (corrupción).

Así mismo, los diferentes flagelos que han aquejado a Colombia como por ejemplo el desempleo juvenil, la discriminación, la desigualdad, el desaprovechamiento de las potencialidades (capital humano) de los jóvenes y la falta de apoyo y oportunidades, han ocasionado que estos empiecen a perder el impulso en el liderazgo y participación en la toma de decisiones, lo cual corresponde a una pérdida para el desarrollo de una economía.

Aguachica no es indiferente a los flagelos que se mencionan en el párrafo anterior, dado que las juventudes morrocoyeras ven truncados sus sueños, bien sea por falta de acceso a la educación, a las oportunidades laborales, al no respaldo de iniciativas empresariales (microempresa) y a la no articulación del Estado local con los intereses de esta población que representa un poco más del 50% de la población total de este municipio según un estimativo del Banco de la Republica.

En consecuencia, las juventudes al no contar con las oportunidades ya descritas, incentivan a que el tiempo lo inviertan en ocios que en algunos casos no generan ningún bienestar para los jóvenes y la sociedad en general, impidiendo que estos puedan salir adelante y tener otra visión de ciudad, región y país, pero sobre todo una visión de vida.

Esto sin mencionar que Aguachica es un municipio con una zona de influencia cercana a los 500.000 habitantes que comprenden municipios del sur de Bolívar, Sur del Cesar y parte de Norte de Santander, donde los jóvenes de estos departamentos llegan Aguachica en busca de oportunidades.

Por lo tanto, las potencialidades que como jóvenes tenemos se pueden ver rezagadas en el tiempo dado al escaso apoyo tanto institucional (público) como el empresarial (privado).

Es necesario que tanto actores públicos y privados empiecen a darle mayor participación a la juventud, que las políticas públicas estén encaminadas al diseño, entre otras cosas, al mejoramiento de las condiciones de los jóvenes aguachiquenses, condiciones tales como educación, oportunidades laborales (fomento a la empresa e industria), deporte, música etc.; pero sobre todo, que los jóvenes empiecen a tener un sentimiento de identidad, sentido de pertenencia para lograr una mayor participación e involucramiento en las decisiones tanto en políticas económicas, públicas y de juventud del municipio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here