Inicio Opinión Se acabó el recreo

Se acabó el recreo

120
0

MANGO BICHE

Por: Óscar Hernán Pallares.

El avispero de la alimentación escolar volvió a alborotarse; al igual que hace cuatro años. Ayer, la piedra que rompió el panaco de las avispas fue el vídeo donde se simulaba una entrega del alimento para sacar una foto que sustentara el informe diario que había que presentar; hoy fue un mango biche.

Seguramente mañana, cuando se haya empezado a olvidar lo del mango de hoy, otro hecho alborotará el avispero nuevamente, y así hasta nunca acabar.

Cuando lo del vídeo, hasta la ministra de educación, el gobernador, la televisión nacional, los altos dueños del operador del Programa de Alimentación Escolar (PAE), vinieron a Aguachica e invadieron el colegio Sagrado Corazón. Toda una parafernalia. La ministra prometió meter a la cárcel a los que se estaban robando la comida de los niños, al colegio le prometieron convertirlo en el de mejor infraestructura y a los niños, que le iban a servir manjares.

Hoy, que el mango biche es el protagonista del refrigerio del PAE, los resultados de la picazón de avispas de hace cuatro años solo dejó los siguientes resultados: los que nada tuvieron que ver en el asunto fueron encarcelados, la profesora que divulgó el vídeo se fue de Aguachica; la ministra, feliz y dichosa, estudiando en EEUU; el gobernador, de nuevo será gobernador, el colegio, cayéndose, como todos los del Cesar, y los dueños del operador contratando todos los años el PAE. Dentro de pocos años reventará otro escándalo que ayudará a tapar los anteriores.

¿Y todo por qué? Porque los que han enfrentado el problema han atacado las consecuencias, pero no se han esmerado en esclarecer cuál es la causa. De no hacerse con suficiente claridad y que todos lo entiendan, vendrán los responsables y cambiarán el mango biche por uno maduro, o la leche, un alimento, por un néctar. Pero mientras tanto, el PAE seguirá produciendo noticias escandalosas que serán tapadas con nuevas escandalosas noticias.

¿Y cuál es la causa?: Los políticos neoliberales que le secuestraron al Estado su potestad de garantizar el cumplimiento de los fines de que habla el artículo 2 de la Constitución Nacional. La salud se la entregaron a los negociantes para que hicieran su agosto. Los servicios como el agua, la energía, las carreteras, los aeropuertos, el alumbrado público se feriaron para que unos pocos se lucren. Y la alimentación escolar no podía ser la excepción. Es el negocio, socio, cual es la máxima de la política económica neoliberal.

Un Estado Social de Derecho (Art. 1 C.N.) construiría restaurantes de verdad en los colegios; los dotaría modernamente; nombraría a los empleados apropiados para su administración sin intermediarios, y los financiaría adecuadamente. Así rendiría más la plata y alcanzaría para todo el año, comerían mejor los estudiantes y menos bolsillos se llenarían  de corrupción.

Así que mientras el domingo de elecciones se vote por los que se enriquecen con el PAE sirviendo mango biche, el lunes quedaría muy mal salir a vociferar contra tal anomalía. A lo más se conseguiría que lo cambiaran por uno pintón.

PRIMER RECREO: Protesto contra las humillaciones a que está sometiendo el presidente Trump a nuestro presidente Duque. Primero lo puso a invadir a Venezuela. Luego lo acusó de que desde el inicio de su  gobierno ha entrado más droga a su país. Y ahora lo sindica de estar exportando criminales a EEUU.

SEGUNDO RECREO: Se está acabando abril y nada que el Ministerio de Hacienda gira los recursos de gratuidad al colegio Jorge Eliécer Gaitán. Señores concejales, señor alcalde, señor personero, señora secretaria de educación municipal: si no giran los recursos, el colegio corre el riesgo de tener que cerrarse.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here