Inicio Opinión Se Acabó el Recreo

Se Acabó el Recreo

101
0

NO ES SOLO POR VIGILANTES

Por: Óscar Hernán Pallares.

El retiro de los vigilantes no es lo que está poniendo en aprietos el normal funcionamiento de los colegios del Cesar. Es solo una de las causas externas a las instituciones.

Hoy quitaron la vigilancia. Ayer quitaron el servicio de aseo. Antier el de secretarias, bibliotecarias y transporte escolar. Y desde siempre, la posibilidad de que los colegios tengan su nómina de profesores completa y a tiempo.

Tenemos claro que los hechos que viene produciendo el gobierno departamental son consecuencia de las políticas económicas y educativas del nacional. Ya se conocieron y sufrieron las del anterior, y ya están saliendo a la luz pública las de su continuador. Y a cuál más desastrosas para la educación pública. Que no hay recursos para la alimentación escolar; que los estudiantes ahora deben pagar pensión; que el servicio de aseo deben prestarlo los padres de familia. Los estudiantes y profesores; que para este año no alcanzan los recursos para pagar la nómina de fin de año; que, que, qué y que.

Así que el malestar que se está concentrando en la comunidad educativa no es gratuito. El ministerio de educación nacional está llevando a la comunidad a un punto de desesperación no conocido.

Así que el malestar agigantándose no es solo por la carencia de vigilantes. Aunque nadie se ha puesto a pensar en las gravísimas implicaciones de no tenerlos.

Por ejemplo: el funcionamiento del restaurante escolar se entorpecería. En la madrugada llegan los productos para preparar la comida, así como las operadoras de la cocina. ¿Quién les abre?
Por ejemplo: la jornada nocturna que funciona con profesores por horas extras tendría que cerrarse al no haber servicio de vigilancia.

Por ejemplo: si tenemos la puerta de acceso al colegio cerrada, se entorpece la prestación del servicio de secretaría a padres de familia, exalumnos, funcionarios, etc. que vienen a diario y en gran cantidad a solicitarlos.

Por ejemplo: si se llevan los computadores y demás elementos susceptibles de robo a la estación de policía para dejarlos en custodia mientras se nombran los vigilantes, se tendría que volver a las clases con tiza de hace 30 años.

Por ejemplo: hay muchas situaciones administrativas que se paralizarían, se retrasarían o no se podrían atender.

Como se ve, no es solo por carencia de vigilantes que los colegios están abocados a paralizarse o a prestar un servicio muy deficiente.

PRIMER RECREO: Es grato tener un alcalde que en estas circunstancias críticas para la educación pública se pone del lado de su defensa.

SEGUNDO RECREO: La reforma tributaria se cocina a fuego alto mientras se distrae a la opinión con asuntos de menor calado. No caigamos en la distracción sobre este tema tan de tanto peso.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here