José de Dios Quintero Patiño

Noticias locales, regionales y nacionales

Soldados secuestrados por el ELN en Norte de Santander fueron liberados

    A través de un comunicado de prensa de fecha 15 de febrero de 2021, el Comité Internacional de la Cruz Roja (CICR), dio a conocer la noticia de la liberación de los dos soldados secuestrados hacen 13 días en el corregimiento de Guamalito en jurisdicción de El Carmen Norte de Santander, por integrantes del Ejército de Liberación Nacional “ELN”.

   La entrega de los dos uniformados se produjo en el municipio de El Carmen a una comisión humanitaria conformada por la Iglesia Católica y la Defensoría del Pueblo.

    Una enfermera del CICR que acompañó la misión valoró a los soldados para constatar que se encontraran en adecuadas condiciones de salud, posteriormente el equipo los llevó a Ocaña donde fueron entregados al Ejército Nacional de Colombia.

    “Agradecemos a las partes en conflicto la confianza que depositaron en nosotros para desarrollar esta operación humanitaria como intermediario neutral e independiente. Esto fue posible por el diálogo confidencial que sostenemos con todos los actores armados”, mencionó Nicolas Lenssens, jefe de la subdelegación del CICR en Bucaramanga.

     En lo corrido de 2021 el CICR ha facilitado la liberación de cuatro personas que se encontraban en poder de grupos armados. La organización continúa trabajando en Colombia para proteger y asistir a quienes padecen los efectos del conflicto armado y la violencia.

    “Norte de Santander fue uno de los departamentos más afectados en 2020 por distintas consecuencias humanitarias, en ese territorio el conflicto armado y otras situaciones de violencia continúan impactando de manera directa a la población civil. Para nosotros es fundamental ayudar a las comunidades que sufren por esta realidad”, añadió Lenssens.

     El CICR les recuerda a todos los actores armados que hasta las guerras tienen límites, por eso insiste en la necesidad de respetar los principios fundamentales del DIH y otras normas humanitarias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *