La fundación Hogar Divino Amor requiere la ayuda de la comunidad aguachiquense

    La fundación Hogar Divino Amor, es una institución que por muchos años ha estado al servicio de la niñez de Aguachica y la región y en la actualidad atraviesa una verdadera crisis económica en gran medida a raíz de la pandemia por el covid-19.

     Con el nuevo Coronavirus, la fundación tuvo que cerrar sus puertas para los cerca de 50 niños que estaban albergados en sus instalaciones, sin embargo, el apoyo continúo para las familias de estos pequeños, con la entrega de mercados y útiles de aseo, para contribuir un poco a su sostenimiento.

     Ante la ausencia de los niños en el Hogar Divino Amor y la falta de mantenimiento de las instalaciones, el sitio se encuentra deteriorado y requiere muchas mejoras en su infraestructura.

     La hermana María Mercedes Román Gelves, nueva directora de la Fundación, en entrevista con el semanario El Nuevo Sur, explicó que las casas que por tantos años ha sido el hogar de cientos de niños que han crecido bajo el cuidado de las religiosas, hoy necesitan ser pintadas, sus puertas y ventanas deben ser restauradas o cambiadas y el mobiliario al interior de las mismas también ha cumplido su ciclo útil.

     La directora hizo el llamado a la comunidad del sur del Cesar y en especial del municipio de Aguachica a vincularse con la institución, a través de aportes, donaciones y también con el programa social “apadrina un niño”, pues, aunque los pequeños no viven en la fundación por el tema de la pandemia, se siguen entregando las ayudas necesarias a las familias de los menores.

     Frente a la posibilidad de que los infantes vuelvan al seno de la fundación, la religiosa explicó que se encuentran elaborando los protocolos de bioseguridad para que una vez sean aprobados por las entidades de salud del municipio se retorne nuevamente a la normalidad.

    Dijo igualmente que “en memoria de la madre Dina Repetti, deseamos que comerciantes, entidades públicas y privadas y ciudadanía en general se apropien de esta obra social y nos ayuden a mantenerla viva”.

 Colegio Campestre Divino Amor “Educando con amor y Fé”

    Con miras a tener un ingreso con el cual se pueda apoyar la fundación, se creó el colegio Campestre Divino Amor, una institución de carácter privado en el que se ofrece educación de calidad con énfasis en valores, en los grados preescolar y básica primaria.

     La hermana Mercedes extendió la invitación a la comunidad, para que matriculen a sus hijos en esta institución y así poder seguir apoyando esta noble causa con la que se le ha brindado un hogar, amor, educación y apoyo integral a la niñez del municipio que así lo ha requerido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *